Archivo

El Plan General de Cabezón incluye la supresión de varios pasos a nivel

Además permite la construcción de 60 viviendas sociales en la finca de El Concejero, donde se preveía un centro de salud, que se ubicará en Domañanes.

El PGOU suprimirá los pasos a nivel de Virgen de la Peña, Cabrojo y Casar de Periedo

El Plan General de Ordenación Urbana de Cabezón de la Sal, que ya ha sido aprobado de forma provisional, contempla la supresión de los pasos a nivel de Virgen de la Peña, Cabrojo y Casar de Periedo y su sustitución por un paso elevado, así como la eliminación de los pasos a nivel de Ontoria y el barrio de la estación, ubicado en el casco urbano de la localidad. Además, implica la construcción de 60 viviendas sociales en la finca de El Concejero donde estaba previsto construir el nuevo centro de salud que ahora será levantado en Domañanes. «De las 60 viviendas, 30 serán de promoción municipal y otras 30 por parte de los promotores del plan parcial, quedando al mismo tiempo una parcela para el Ayuntamiento», explicó la alcaldesa del municipio, Esther Merino.

Tras diez años de tramitación, se han incorporado al plan los informes de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, así como el informe de memoria ambiental elaborado por la Consejería de Medio Ambiente. Así, los cambios sustanciales que hay con respecto al documento de mayo de 2010, son producidos por las afecciones de inundabilidad determinadas por la Confederación. Por lo que explicó la alcaldesa, se ha producido la eliminación de sectores productivos y para compensar la pérdida de suelo industrial y poder dar respuesta a las expectativas de las empresas (sobre todo del sector alimentario), se han ampliado sectores en zonas no afectadas por cauces donde se podrá desarrollar actividad económica.
La zona comprendida entre el polígono industrial de Las Navas y el Poblado Cántabro será una de las habilitadas para desarrollar este tipo de actividad económica «a petición de particulares que lo han solicitado», aclaró la alcaldesa. Además, se han legalizado otras naves y empresas existentes que hasta ahora quedaban fuera de ordenación, por lo que se evitará su cierre.
«La ampliación de estos sectores va a redundar en la creación de un centenar de puestos de trabajo a corto y medio plazo», explicó optimista la regidora. Algo importante dado que el porcentaje de desempleo en la localidad ronda el 10% de la población.
Como datos referentes al crecimiento, según suelo residencial calificado, «estamos hablando de 223.293 metros cuadrados de suelo urbano consolidado con una densidad media de 21,49 viviendas por hectárea, que dará lugar a 480 viviendas», señaló Merino, quien habló también de la existencia de 398.159 metros cuadrados en suelo urbanizable delimitado, con una densidad media de 30,38 viviendas por hectárea y el número de viviendas será de 1.209.

Comentarios cerrados.