Archivo

Cabezón de la Sal se llena de colorido

Las murgas destacaron en el famoso desfile con gorros, pelucas, un montón de maquillaje y mucha imaginación

Foto: Javier Rosendo

Cantidades enormes de alegría, dedicación y ni un ápice de vergüenza. Pero sobre todo en el carnaval de Cabezón de la Sal hubo, como cada año, creatividad y muchas ganas.
Los disfraces para cambiar de identidad se preparan con ahínco durante meses y cuando llega el gran día, los nervios comienzan a palpitar en el estómago de los participantes. Pero a eso de las ocho, cuando la tela de los disfraces comienza a lucir a los pies de las farolas en el desfile que recorre el municipio, los vecinos y los que vienen de fuera se unen para dejarse llevar por la música del carnaval.
Las murgas destacaron en el famoso desfile con gorros, pelucas, un montón de maquillaje y mucha imaginación. Así, todo tipo de disfraces inundaron las calles del pueblo y los asistentes disfrutaron con la orquesta Onda Futura hasta altas horas de la madrugada.

Fuente: El Diario Montañés

Comentarios cerrados.