Archivo

El Ayuntamiento solicita a la Consejería a través del SCE un novedoso proyecto de empleo basado en cultivos hidropónicos

  • Quiere impulsar la formación de personas que sirva para la creación de futuros negocios vinculados a esta técnica de cultivo sin tierra
  • Es una técnica que supone un considerable ahorro de costes de producción
hidroponico1

El Ayuntamiento de Cabezón de la Sal quiere poner en marcha en el municipio en 2014 un novedoso proyecto piloto de cultivos hidropónicos enmarcado dentro de las ayudas a los Iniciativas Singulares de Empleo recientemente publicadas por la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo a través del Servicio Cántabro de Empleo.

Este proyecto, supone la puesta en marcha de un proyecto que tiene como objeto la contratación de 12 personas durante 6 meses (1 experto en cultivos hidropónicos, 1 comercializador experto en márketing y 10 operarios) que puedan formarse en este tipo de cultivo, que ha tomado gran auge al contar con modernas técnicas de producción ligadas a las nuevas tecnologías, como es el proceso de ozonización.

El consistorio que ha solicitado esta ayuda a través de la Agencia de Desarrollo Local de Cabezón quiere instaurar una experiencia piloto para que un grupo de personas del municipio se formen de manera teórico práctica en este moderno sistema de cultivo sin tierra que a su vez puedan generar futuros negocios ligados a este moderno sistema de producción agrícola.

Una técnica que aplica moderna tecnología y bajos costes

El cultivo hidropónico es un tipo de cultivo sin tierra, que posibilita que el agricultor cuente con forraje o cultivos de alta calidad y en las cantidades deseadas (en 1 m2 produce 5 veces más) bajo un precio de producción sustancialmente inferior a la producción convencional y caracterizándose por un mantenimiento notablemente menor.

El método hidropónico es un sistema sencillo, económico y eficaz que permite disponer de cultivos muy rápidos, presentando una serie de ventajas como un gran ahorro de agua (cerca del 90%), necesita poco espacio, posee una gran eficiencia en el tiempo de producción además de ser un sistema de trabajo libre de insectos y hongos gracias al proceso de ozonización del agua.

La técnica de ozonización añade además una ventaja añadida, puesto que supone un enriquecimiento de oxigeno al agua, el cual en contacto con las raíces, posibilita un mejor crecimiento de la planta, le atribuye capacidades desinfectantes de microorganismos, hongos, esporas, etc., y permite un incremento en el volumen de la cosecha  incrementando la calidad final del producto.

Las inversiones necesarias para llevar a cabo este tipo de cultivos también son considerablemente más bajos, pues se reducen costes de producción (ahorro en tierra), reduce los fenómenos climáticos adversos o los costes de las semillas.

Comentarios cerrados.