Archivo

Los 10.000 del Soplao intensifica las medidas de seguridad para la prueba

Se contará con el apoyo de la Guardia Civil de montaña, con un helicóptero de rescate, Bomberos y con 200 voluntarios para proteger a los 7.800 participantes.

Los 10.000 del Soplao intensifica las medidas de seguridad alrededor de las pruebas que se celebrarán este fin de semana en Cantabria. La organización contará en esta edición con la ayuda extra de la Guardia Civil de Montaña, que aportará el helicóptero de rescate en caso de que fuese necesario, así como con la colaboración de Bomberos, Protección Civil y más de 200 voluntarios. La VII edición de ‘El infiero cántabro’, como es conocida la Marcha entre los participantes, ha decidido «dar un paso adelante en la precaución y seguridad», reconoció Jesús Maestegui, presidente del Club MTB Cabezón de la Sal, organizador del prueba. La cita deportiva que más participantes reúne de cuantas se celebran en la región requiere de una amplia infraestructura que necesita ser coordinada. Por ello, la organización se reunió ayer con la Dirección Provincial de Tráfico. «Nos han pedido que seamos muy cuidadosos y nos han exigido que lo hagamos bien. Es comprensible, por eso este año contamos con los mayores medios», añadió.

Se extremarán las precauciones, se trabajará de una manera mucho más intensa en la señalización de los recorridos y se prestará mucha más atención a la colocación de los vehículos de apoyo. «Nos han dicho que nos van a apoyar y eso nos da mucha confianza y nos obliga a meternos presión para que todo salga perfecto». El encuentro entre la organización de esta multitudinaria prueba deportiva y las autoridades es ya costumbre desde que hace siete años se celebró la primera edición. No obstante, el tamaño y la repercusión que ha obtenido ha hecho pertinente, en esta ocasión, un análisis más profundo.

Respeto al entorno

Por otro lado, otro de los apartados que fueron debatidos en el encuentro de ayer fue el relacionado con el medio ambiente. «Solicitamos a los participantes que se respeten a sí mismos y al medio ambiente. La Marcha circula por una parajes que debemos proteger y los primeros que deben hacerlo son los propios deportistas», reconoció Maestegui. La limpieza y la recogida de deshechos, botellas, papeles será la labor de muchos voluntarios.

Las actividades deportivas comenzarán el viernes a las 23.00 horas con la salida de la Ultraman. 148 participantes partirán de Cabezón de la Sal dispuestos a recorrer los 113 kilómetros de carrera a pie de que se compone esta exigente disciplina. A la tremenda exigencia que conlleva la distancia se suma el añadido de que los participantes deberán completarla, prácticamente, de noche.

A las 8.00 horas del sábado, día 18 de mayo, compartirán la salida el resto de disciplinas que componen esta edición. Cabezón de la Sal volverá a ser un auténtico hervidero con los 3.805 ‘bikers’, los 2.000 ‘andarines’, como se les denomina a los inscritos en la Ruta a pie, así como los 420 corredores del maratón y los 73 valientes que desafiarán a la montaña, tanto a pie como en bicicleta. Los clásicos acordes de la canción del grupo australiano AC/DC, ‘Thunderstruck’, romperán en silencio de la localidad cántabra, a tan temprana hora, para despedir la caravana deportiva. Uno de los momentos más espectaculares del día.

De entre todas las pruebas que han ido sumándose al extenso programa de actividades, la que se mantiene desde la primera edición y que se ha convertido en su signo de identidad es la Marcha en bicicleta de montaña. Este año, y siempre pensando en la seguridad de los ciclistas, la organización ha variado la parte final del clásico recorrido. En lugar de regresar a Cabezón de la Sal por el Alto del Moral, la carrera tomará rumbo a Correpoco y, posteriormente, subirá al Moscaorio, alto de Carmona y atravesará Ruente camino de Cabezón de la Sal. La modificación no añade más distancia a la Marcha, pero sí más exigencia dado que los últimos tramos son aún más duros e incluyen una zona técnica que aún dificultará más el paso a los ciclistas.

La nieve que pudiera existir en el alto de Cruz de Fuentes, techo de la prueba, podría obligar a una variación de última hora, sin embargo las previsiones apuntan que no será necesaria.

Pep Sánchez hará un simulacro del ‘Soplaoman’

Completará seguidas las pruebas del Ultramaratón y la Marcha de BTT y servirá como un test de cara a incluirlo en 2014, junto a un sector de natación en Comillas.

Pep Sánchez, atleta de ultradistancia, tomará la salida el próximo viernes, a partir de las 23.00 horas, con la intención de completar la prueba del Ultramaratón (115 kilómetros) y, posteriormente, cuando regrese a Cabezón de la Sal se subirá en su bicicleta de montaña y se enfrentará al recorrido de la Marcha de mountain bike (165 kilómetros). Este avulense, afincado en Barcelona, será el protagonista de un experimento que la organización de Los 10.000 del Soplao pondrá en práctica en esta ocasión de cara a consolidarse en la edición del próximo año y que llevará por nombre ‘Soplaoman’. Sánchez recorrerá ambas modalidades y los responsables de la prueba tomarán su carrera como referencia. Analizarán los tiempos en cada uno de los segmentos, estudiarán las necesidades que requiere un participante en estas circunstancias, el apoyo indispensable que ha de acompañarle y todo ellos será debidamente almacenado para concretar las posibilidades reales que existen de organizar el año que viene el ‘Soplaoman’. Esta gran novedad, que significa un nuevo paso adelante por parte del Club MTB Cabezón de la Sal en su afán de superarse año tras año, será un triatlón de ultradistancia. El proyecto, aún en estudio pero con muchos visos de hacerse realidad, consiste en completar los tres segmentos; natación, ciclismo y carrera a pie. En este caso, podría invertirse el orden clásico de las pruebas de triatlón y el sector de natación sería el último y, presumiblemente, en Comillas. Pep Sánchez, que llega hoy a Cantabria, servirá de ‘conejillo de indias’ de la organización. Podría variar su recorrido si los responsables lo desean dependiendo del tiempo que tarde en cada una de los segmentos y de la meteorología con la que se encuentre.

Fuente: El Diario Montañés

 

 

Comentarios cerrados.