Archivo

Cabezón revisa las conducciones de agua para eliminar las fugas

La empresa gestora del servicio de abastecimiento de aguas en Cabezón de la Sal, UTE Aguas, ha programado una campaña de detección de fugas en la red de agua potable del municipio, dentro de un plan de gestión del agua, con el objetivo de reducir las cuantiosas pérdidas que registran las conducciones de abastecimiento generales. La alcaldesa, Esther Merino, explicó que se han inspeccionado 18,7 kilómetros de tuberías entre arterias primarias, de distribución y acometidas, así como 232 elementos (bocas de riego, desagües, válvulas.) y 25 averías sin reparar, «sobre las que se actuará de forma inmediata una vez concluyan los trabajos de campo», explicó.

Los técnicos de la empresa prevén que, una vez se subsanen las averías, se recuperaría hasta un 60% del volumen total del agua, que es suministrada a la red de abastecimiento. El 77,25 % de las aguas suministradas a la población de Cabezón de la Sal proviene de la compra de agua a la depuradora de Ruente y el resto de recursos propios. Merino señaló que «los rendimientos que presentan las redes de abastecimiento del municipio están muy por debajo de los considerados como tolerables para un abastecimiento que se preveía moderno y modélico». Simultáneamente a la campaña de búsqueda de fugas, se está trabajando en la redacción de proyectos de renovación de redes y acometidas domiciliarias, obras de las que se beneficiarán los vecinos y que afectarán a varias calles, urbanizaciones del municipio, así como a las pedanías de Ontoria, Vernejo, Casar de Periedo, Cabrojo y Santibáñez. «El inicio de las obras, para las que se cuenta con consignación presupuestaria, está pendiente del visto bueno de los técnicos», indicó Merino.

Comentarios cerrados.