Archivo

Las tudancas más olímpicas

Un millar de reses y numerosos visitantes acudieron al concurso-exposición de Ontoria El ganado, de gran calidad, cerró la jornada con una ‘pasá’ por las calles de Cabezón de la Sal, en presencia de miles de espectadores.

Vacas tudancas

Las tudancas, engalanadas, recorrieron las calles de Cabezón de la Sal. :: J. ROSENDO

Miles de personas se reunieron ayer en las fincas próximas al Centro Social Santiago Galas, en la localidad de Ontoria, en la en las que se celebró una nueva edición del Concurso Exposición Nacional de Ganado de Raza Tudanca, es decir, en la conocida como la ‘Olimpiada del Tudanco’.
Los prados cedidos por Ricardo Pérez Canales y familias De la Vega Penagos y Ruiz Tagle presentaban un aspecto magnífico, tanto por el numerosísimo público que se reunió en ellos, como por el excelente ganado que acudió a la cita.
En total, más de un millar de reses, pertenecientes a 42 explotaciones de la región, hicieron acto de presencia en la principal cita anual de la raza tudanco.
Los ganaderos de las zonas en la que estas vacas tienen más raigambre (Cabuérniga, zona del Nansa, Liébana y valles de Buelna, Iguña y Cieza) no faltaron. Y con ellos, sus magníficas tudancas, todas y cada una de ellas, engalanadas para la ocasión.
Junto a ellos, los comerciantes que montaron sus puestos en Ontoria. Los productos típicos y de alimentación fueron, como siempre en estos casos, los predominantes.
Uno de los aspectos más destacados de la ‘Olimpiada del Tudanco’ es que este año volvió a celebrarse en el lugar habitual, después del fallido intento del pasado año de buscar una nueva ubicación a la feria, algo que alegró a los visitantes más habituales, que ‘recuperaron’ las sensaciones que siempre han tenido en esta exposición que, como siempre, tuvo su broche final con la gran ‘pasá’ de las cabañas por las calles de Cabezón de la Sal. Como ante con la muestra de las vacas, terneros y toros en el prado de la feria, el tránsito del ganado por Cabezón, cuyas calles estaban ocupadas por miles de personas, fue un verdadero éxito.
Las ‘Tasugas’, ‘Joscas’ y otras vacas de nombres parecidos, luciendo rosetas en la ‘asoma’ (las cabezas) recorrieron las calles de la villa para deleite de los numerosos admiradores de esta raza que, visto lo visto, cada año está más consolidada.
Ganado de calidad
En términos generales, se puede decir que el ganado que acudió a la cita ‘olímpica’ estuvo muy lucido. Eran reses de alta calidad y bien de carnes, algo en lo que, sin duda, tiene mucho que ver que la primavera y el verano hayan sido buenos en lo que a los pastos en los puertos se refiere.
Como todos los años la exposición fue organizada por la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Vacuno Tudanco y el Ayuntamiento de Cabezón de la Sal, patrocinado por el Gobierno de Cantabria y el ministerio de Agricultura. Contó con la colaboración de entidades bancarias, comerciales e industriales.
El concurso exposición, dividido en cinco grupos, entregaba a los primeros clasificados diferentes obsequios, entre los que, como es lógico, no podían faltar los habituales campanos, unidos intrínsecamente a esta raza cántabra. En la entrega participaron la consejera de Ganadería Blanca Martínez, y la alcaldesa de Cabezón, Esther Merino, junto a otras representaciones locales, municipales y del Gobierno Regional.
Entre los visitantes se encontraba Vicente de la Hera, quien durante once años fue consejero de Ganadería y fundador del libro genealógico de la raza tudanca del que hoy disfrutan los ganaderos.

Comentarios cerrados.