Poblado Cántabro

Información General

Allí, en la cumbre conocida como El Picu la Torre, tras la protección de grandes murallas de piedra y otras obras defensivas, veremos las casas y los enseres del poblado.

Asentadas sobre aterrazamientos en la ladera, las viviendas, de planta circular y cuadrangular, se han construido a tamaño real según los datos de diversas investigaciones arqueológicas.

Sus gruesas y pendientes techumbres de brezos y escobas, con el aspecto de las casas de un cuento, nos ponen ante el tipo de hogares en que vivieron los cántabros y otros muchos antiguos europeos.

Un recorrido por el interior de estas casas, sentándonos junto al fuego de sus cocinas, rodeados por el telar, las cerámicas de cocina y almacén, los aperos de labranza, el armamento etc. nos transportará a diferentes momentos, desde fines de la Edad del Bronce (hacia el s.VIII a. C.), pasando por algunas fases de la posterior Edad del Hierro hasta la aparición de los cántabros plenamente históricos que lucharían contra las legiones romanas en tiempos del emperador Augusto.

Talleres infantiles

Actualmente se está desarrollando un Programa de Talleres Infantiles en el Poblado Cántabro donde niños y niñas de todas las edades podrán aprender a hacer cabañitas de barro y paja o a tejer en un telar, acercándonos así, al modo de vida de los antiguos cántabros.

HORARIO DE APERTURA

El Poblado Cántabro abre de lunes a domingo  de 11:00h a 14:00h y tardes de 16:00h a 20:00h.
Pases a las 11:00, 12:00, 13:00, 16:00, 17:00, 18:00 y 19:00h.

De miercoles a viernes: Visitas para grupos de más de 10 personas a través de la oficina de turismo (942 700 332).

Ubicación

En Cabezón de la Sal (Cantabria), a 42 km. al oeste de la ciudad de Santander, llegando por ferrocarril o por la autovía que enlaza Torrelavega, Santillana, Comillas y San Vicente de la Barquera, se puede atravesar el tunel del tiempo para vivir unos momentos en un poblado fortificado de los antigüos cántabros ambientado hace más de dos mil años.

Allí, en la cumbre conocida como “El Picu la Torre”, tras la protección de grandes murallas de piedra y otras obras defensivas, veremos las casas, los animales, los enseres y a los propios habitantes del poblado.

Para llegar desde Santander de forma cómoda una interesante alternativa paisajística puede ser la travesía en tren (www.feve.es).

Otra opción sería en autobús mediante la línea Irún-Gijón (www.alsa.es)

Si queremos desplazarnos en nuestro propio vehículo, utilizaremos la A8 (Autovía del Cantábrico) que dejaremos en la salida de Cabezón de la Sal.