Situación

Eje de comunicaciones y cabeza de municipio. Enclavado en la ribera del río Saja a los pies de la Sierra del Escudo. Está rodeado por gran número de pueblos pequeños que configuran con Cabezón una de las comarcas más bellas y significativas de la zona occidental de Cantabria.

Situado a 42 Km de la capital de la provincia, 12 de la costa y 7 de la montaña, donde podemos encontrar un importante parque o reserva natural: Saja . Posee un marco privilegiado para establecer un hábitat permanente; así como para facilitar las condiciones idóneas para fijar la residencia de trabajo o desplazarse desde el mismo lugar a otras ciudades o pueblos limítrofes a trabajar o a desarrollar cualquier tipo de actividad

Su situación, también hace posible que se den unas condiciones favorables para fomentar el turismo y contribuir con ello al crecimiento y mejora de la calidad de vida de los habitantes de la Villa, así como incrementar su nivel de vida y recursos económicos.

El relieve lo constituye un pequeño valle entre los montes de Bustablado y Monte Allende, la Brañona por el norte, Mozagro, Mozagruco e Ibio por el sur, Montes de Sierra de Ibio y sus lomas por el Este y al Oeste con el Monte Escudo y Corona. Está bañado principalmente, por el río Saja y sus pequeños afluentes; el Navas, el San Cifrian, el Rumaldero y Don Camilo.

El municipio cuenta actualmente (1 de enero de 2009) con 8.613 vecinos (4.385 mujeres y 4.228 hombres) y está formado por los siguientes pueblos:

Cabezón de la Sal: villa y capital del ayuntamiento, tiene una población de 5.506 habitantes (2.694 hombres y 2.812 mujeres) y se encuentra situada a una altitud de 128 metros sobre el nivel del mar.

El municipio está formado por los siguientes pueblos: Cabezón de la Sal, Villa y capital del Ayuntamiento (5.506 habitantes), Bustablado (55 habitantes), Duña (27 habitantes), Carrejo (279 habitantes), Santibañez (190 habitantes), Casar de Periedo (870 habitantes), Periedo (125 habitantes), Cabrojo (211 habitantes), Virgen de la Peña (78 habitantes), Ontoria (536 habitantes) y Vernejo (736 habitantes). Tiene un clima húmedo benigno, con temperaturas medias entre los 13 y los 15 grados y con una pluviométrica que oscila entre los 1.000 y los 1.500 litros anuales.

El valle tiene el suelo, en su mayor parte, de origen aluvial y en las partes montañosas y zonas altas, predomina la arcilla. Cuenta el término municipal de Cabezón de la Sal, con una extensión territorial de 33,84 km2, de los cuales el 3,75 % son tierras laborales dedicadas a la agricultura, el 26,45 % están a praderas, pastos y terrenos improductivos y el 2,69 % lo constituye el monte con repoblación forestal de pino y eucaliptos, así como castaño, roble, nogal y haya. En el Monte Corona, paraje de Las Navas del Rey, existe un monte de sequollas de gran valor ecológico, propiedad del Ayuntamiento.