Cultura

El esfuerzo de los habitantes para conservar y potenciar el rico patrimonio etnográfico y cultural legado por sus antepasados se deja ver en el gran número de actividades que el municipio desarrolla.

La Casa de la Cultura Conde San Diego, dotada de una biblioteca dedicada a temas cántabros, el Complejo Cultural Matilde de la Torre, el Centro de Estudios Rurales dependiente de la Universidad de Cantabria, la Escuela Taller, vivero de futuros artesanos, o las Escuelas de Música, Cerámica y Folclore, son un buen ejemplo de ello.

El Centro de Estudios Rurales de Cantabria se creó el 14 de Octubre de 1.987, mediante la firma de un convenio entre la Universidad de Cantabria y el Ayuntamiento de Cabezón de la Sal.

Entre los fines de este Centro Universitario, dependiente del Departamento de Geografía, Urbanismo y Ordenación del Territorio, figuran la investigación, la docencia, la recopilación de documentación, la formación de una biblioteca especializada y la difusión de la problemática rural de la región cántabrica con una nítida y expresa vocación interdisciplinar en el tratamiento de lo rural, destacando los procesos de transformación económica, social y territorial que en los últimos años han sido espectaculares.

La puesta en marcha de este Centro Universitario para el conocimiento de la problemática del medio rural fue una experiencia pionera en España, que posteriormente fue adoptada con objetivos similares por algunas comunidades autónomas.

La propuesta partió del Departamento de Geografía Urbanismo y Ordenación del Territorio, y más concretamente de su director, José Ortega Valcárcel, auténtico inspirador de la idea y actualmente catedrático de la Universidad de Valladolid.

A lo largo del próximo verano tendrá lugar en el Centro de Estudios Rurales (Universidad de Cantabria) una serie de cursos.

Mención especial merece el Museo Regional de la Naturaleza, instalado en la población de Carrejo, y donde junto a una variada fauna y flora, se muestran los variados ecosistemas existentes en Cantabria.