Artesanía

Cabezón de la Sal, villa bañada por el Río Saja, rodeada de montañas y en plena “Ruta de los Foramontanos”, es sin duda uno de los enclaves artesanales de Cantabria.

En el municipio de Cabezón de la Sal existen gran número de talleres y fábricas dedicadas a la elaboración y transformación de la madera. Estos están distribuidos en distintos puntos de la localidad, unos en el mismo centro, y otros en los alrededores.

En todas las fábricas de este tipo se llevan a cabo los trabajos de ebanistería, gozando estos de una larga y prestigiosa tradición, tanto en la provincia como en el resto de España.

Tambíen hay que hacer mención, a la gran tradición de canteros, con que cuenta la Villa y buenas muestras de su hacer jalonan, las portaladas de las abundantes casonas de la zona.