Iglesia de San Martín

Construida entre 1724 y 1729, se la considera de estilo Barroco Montañés, aunque más bien se trata de una obra clásica con tendencia a lo decorativo(barroco). La torre se ejecutó en 1739. Su construcción fue promovida por el propio pueblo de Cabezón de la Sal, ya que la primitiva iglesia, en la zona de la Fontanuca, quedaba alejada del núcleo principal.

Dedicada a San Martín, esta Iglesia de la planta basilical con cruz latina inscrita, consta de tres abovedadas. En los laterales del crucero, se sitúan dos capillas: una dedicada a la Virgen del Rosario y otra a la Virgen del Campo. En la parte central del retablo se representa una escultura de San Martín.

Dispone de dos accesos, situándose el principal en el pórtico sur. Sobre la puerta de entrada, con arco de medio punto, una hornacina alberga la imagen de la Virgen del Campo, patrona de Cabezón de la Sal.

Llama la atención la forma de la torre-campanario, visible desde cualquier punto del pueblo. El tejado original, de pizarra a cuatro aguas, fue destruido por un rayo en 1904, sustituyéndose por la actual cubierta, de línea modernista, en la que se incluyó también el reloj.