Cambios en el proyecto retrasan la obra del gimnasio de Cabezón

El edificio, anexo al de la piscina climatizada, no estará finalizado hasta el 11 de enero, aunque estaba previsto para el pasado noviembre.

Las obras del gimnasio que irá en un edificio anexo de 400 metros cuadrados a la piscina climatizada de Cabezón de la Sal y que supondrán un paso más hacia adelante del proyecto que implica la renovación de las instalaciones del complejo municipal, han sufrido algunos cambios que harán que el edificio no esté finalizado hasta el próximo 11 de enero, según explicó el director de la piscina, Marcos Pérez. Desde Serviocio, la empresa que gestiona la piscina, daban por concluido el gimnasio en noviembre, pero a día de hoy las máquinas siguen trabajando.

El retraso se debe a que «en una esquina de la superficie sobre la que se están levantando los pilares nos hemos encontrado con unas bolsas de arena, lo que nos ha llevado a cambiar el planteamiento», aclaró el director. Para hacer de esa esquina un espacio aprovechable bajo el suelo, que aún está por levantar, se va a meter una losa, por lo que quedará un sótano que el Ayuntamiento podrá utilizar como almacén de maquinaria. Así, «se ha encontrado la forma de aprovechar este inconveniente», que ha alargado los trabajos por aproximadamente un mes.

El resto de las instalaciones de la piscina funcionan a pleno rendimiento y mientras se construye el gimnasio, algunas de las máquinas se encuentran en las salas destinadas a realizar actividades como step o spinning. La empresa Serviocio está realizando también algunos retoques relacionados con la climatización y las conexiones. Cuando finalicen las obras del gimnasio, «comenzaremos a construir la piscina de chapoteo» que irá en la finca exterior del complejo y estará activa para el próximo verano.

En cuanto a la pista de voley playa, «sigue sus planes porque hasta primavera no teníamos pensado terminarla». Además, «vamos a cambiar el cierre de la pista de tenis y a hacerlo más moderno». Así, se apuesta por «ofrecer más servicios a la gente abonada». Las instalaciones cuentan además con una nueva pista de pádel, se han renovado los vestuarios y se ha instalado una sauna más grande y baño de vapor, entre otras mejoras. También, se han sustituido los revestimientos de suelos y paredes y el pasillo seco ha sido reformado y ampliado. El resultado de los cambios en las instalaciones ha sido muy bien recibido entre los vecinos. La empresa Serviocio es la encargada de gestionar la piscina durante los próximos 25 años y este proyecto de mejora ha implicado una inversión de 800.000 euros.

Fuente: El Diario Montañés

Comentarios cerrados.