El Colegio Ramón Laza entre los mejor valorados de Cantabria

El consejero felicita a los colegios públicos Peñacabarga, Manuel Cacicedo y Ramón Laza de Cabezón de la Sal por sus «extraordinarios resultados»

Foto: EUROPA PRESS

SANTANDER, 9 Nov. (EUROPA PRESS) –

Escuchar felicitación de la radio al director del Ramón Laza

Los resultados de la evaluación de diagnóstico elaborada por la Consejería de Educación en el curso 2011-2012 entre algo más de 10.000 alumnos de cuarto de Primaria y segundo de Secundaria, arroja «diferencias significativas» entre centros «con igualdad de condiciones» en cuanto a nivel socioeconómico y cultural de las familias y medios de la Consejería, diferencias que son «de hasta 150 puntos sobre una media de 500».

Para el consejero de Educación, Miguel Angel Serna, esas diferencias reflejan que hay equipos directivos y profesores que «son capaces de dar un valor añadido a sus centros y otros no».

Es una de las principales conclusiones de una evaluación que, al igual que en años anteriores y en sintonía con lo que ocurre en otras comunidades autónomas, vuelve a detectar resultados «ligeramente superiores» de las alumnas en lengua e inglés, y de los chicos en matemáticas.

También refleja «pequeñas diferencias» entre centros públicos y privados, de unos 35 puntos a favor de los segundos, pero «no tanto» por el hecho de la titularidad sino porque en los concertados el índice socioeconómico y cultural (ISEC) de las familias es superior a la media (+0,25 frente a -0,12 en los públicos).

Este índice, que ejerce de «factor moderador» de las diferencias entre centros, se construye a partir de variables relativas al nivel de estudios de los padres, su situación laboral y los recursos culturales y posesiones en el hogar. En general el ISEC tiene «una importancia menor» en Primaria que en Secundaria.

Otro dato significativo es que el 30% de los alumnos cántabros de segundo de Secundaria son repetidores, lo que desde la Consejería de Educación se considera «preocupante». La evaluación refleja que «cuantos más alumnos» repetidores (no idóneos), «peores resultados».

Como anécdota, también se detectan diferencias significativas, de hasta 40 puntos, entre los alumnos de cuarto de Primaria nacido en el primer trimestre del año y los nacidos en el último, una tendencia que persiste entre los repetidores de segundo de Secundaria, de forma que los nacidos entre octubre y diciembre tienen «el doble de probabilidades de haber repetido» que los nacidos en los primeros meses del año (12% frente a 6%).

FELICITACIÓN A TRES COLEGIOS PÚBLICOS

Aunque la ley impide hacer público el «ranking» de los centros en esta evaluación, cuyos resultados se han presentado este viernes en rueda de prensa, el consejero ha querido felicitar públicamente a tres colegios públicos que han obtenido resultados «extraordinarios, muy superiores a la media», y no sólo este año sino también en cursos anteriores.

Se trata del Peñacabarga de Heras, un centro rural de 56 alumnos; el Manuel Cacicedo de San Román, con 378 alumnos; y el Ramón Laza de Cabezón de la Sal, con 669 alumnos. El consejero ha anunciado su intención de reunirse con los equipos directivos de estos tres centros de Primaria para «poder transmitir al resto de los centros su experiencia y el compromiso que tienen con sus centros que han dado lugar a estos resultados».

Serna ha hecho una «llamada a la esperanza» porque «hay ámbito para poder trabajar» y ha destacado que «con la ilusión y el compromiso» de los equipos directivos y los profesores «podemos obtener resultados significativamente mejores».

En este sentido, y tras reconocer que los centros que han obtenido resultados «peores que sus equivalentes», «quizás hacen que Cantabria se quede un poco por debajo de la media de las comunidades autónomas del Norte», ha destacado que «si somos capaces» de hacer que éstos aprendan de los que han obtenido buenos resultados», la realidad académica de Cantabria podría llegar a situarse no sólo por encima de la media del Norte sino incluso «por encima de la media europea».

Asimismo, señaló que si los resultados de todos los centros fueran similares, «querría decir que no hay margen de maniobra salvo que hagamos algo distinto». Serna ha añadido que la Consejería analizará los resultados de cada centro con sus correspondientes equipos directivos y tratará de «poner los medios» para que algunos no «se queden tan descolgados» y para que los que han obtenido peores resultados «mejoren y se acerquen a los otros».
10.024 ALUMNOS

En la evaluación han participado un total de 10.024 alumnos de 220 centros educativos, 5.110 de cuarto de Primaria (258 grupos) y 4.914 de segundo de Secundaria (283), además de sus tutores (492), directores y profesores, cuya función consiste en rellenar una serie de cuestionarios para establecer el contexto de cada centro.

El consejero puntualizó que la evaluación de diagnóstico permite comparar los centros de Cantabria, saber si están por encima de la media o por debajo, conocer su evolución y cómo influye el nivel socioeconómico y cultural de las familias, lo que a su vez permite a la Consejería saber qué centros «están por debajo de lo que se espera de ellos» y requieren una «atención especial» para que mejoren sus resultados.

También sirve de orientación a los centros y a las propias familias, que reciben un informe con la puntuación del alumno en cada competencia, y las medias de la clase, del centro y del conjunto de Cantabria. Desde la Consejería de Educación precisan que la evaluación de diagnóstico no deja de ser una «prueba puntual» y que la importante es la evaluación continua que realizan los profesores a lo largo del curso.

El consejero puntualizó que la evaluación de diagnóstico no permite comparar el resultado con cursos anteriores, ni con el de otras comunidades autónomas, ni es una prueba que determine el nivel de los alumnos. Para eso están las evaluaciones externas y la Consejería «descarta» encargar una prueba de este tipo porque ya viene contemplada en la futura Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

Fuente: Europa Press

Comentarios cerrados.