Una vecina de Casar de Periedo denuncia un intento de secuestro de su hijo menor

La Guardia Civil investiga el suceso, que, según la madre, se produjo cuando el niño, de 13 años, regresaba a su casa 

Agentes de la Guardia Civil de Cabezón de la Sal investigan la denuncia presentada a finales del pasado mes de septiembre por una vecina de la localidad de Casar de Periedo en la que ésta asegura que un hombre cuya identidad desconoce intentó secuestrar a su hijo, de 13 años de edad, en su camino de regreso a casa después de ver a un amigo.

Según consta en la denuncia, a la que ha accedido este periódico, los hechos se produjeron en torno a las ocho y media de la tarde del pasado día 26 de septiembre, cuando el menor circulaba montado en un patinete por el carril bici de la carretera N-634, en dirección a la urbanización donde vive.

Al parecer, y siempre según el relato de la denunciante, el conductor de un vehículo «pequeño», de color «negro» y de marca ‘Opel’ que circulaba en sentido Cabezón de la Sal se detuvo al lado del niño, «abrió la puerta del copiloto y le dijo que subiera». Al negarse a hacerlo, el hombre «se puso a gritar» y el pequeño «echó a correr» hacia su casa mientras el supuesto agresor metió marcha atrás y con la puerta abierta le siguió unos metros hasta que vio cómo el chaval entraba en la urbanización. Entonces, cerró la puerta y se marchó.

Aquel día, nada más llegar a su casa, el chico le contó los hechos a su madre, quien presentó la correspondiente denuncia en el cuartel de la Guardia Civil porque, aunque piensa que «a mi hijo no le va a pasar nada», advierte de que hay muchos jóvenes que salen de clase particular sobre esa hora y les puede suceder lo mismo», dijo.

«Canoso y sin barba»

Además de su versión de los hechos, el muchacho aportó en su declaración una descripción muy aproximada de su supuesto secuestrador, «un hombre de entre 50 y 60 años de edad, canoso, desdentado, con los huesos del pómulo muy marcados, sin barba y con rasgos musulmanes pero sin acento de esta parte del mundo». Además, el sospechoso «vestía una camisa de cuadros grandes azules y blancos».

Casos similares en la zona

El alcalde pedáneo de Casar, José Luis González Conchas, afirmó ayer que la Guardia Civil está advirtiendo en los colegios e institutos de la zona que se tenga cuidado con los niños. De hecho, algunos vecinos de la zona apuntaron que ya ha habido casos similares en otra pedanía de Cabezón: Virgen de la Peña. En cambio, la madre del muchacho contó ayer que se ha acercado al colegio público Ramón Laza, que es donde estudian los chicos de la localidad, para hablar con el director del centro y este «ha desmentido que hubiera sucedido algo así», señaló la mujer.
No obstante, el presidente de la junta vecinal de Casar de Periedo indicó que el párroco de las localidades de Ontoria y Bernejo ya «ha dado cuenta del hecho en las misas para advertir a los padres» y que la Guardia Civil ha puesto el caso en manos de la Policía Judicial «porque es un tema serio que no queremos que vuelva a suceder», apuntó preocupado González Conchas.

Por el momento no ha trascendido si el supuesto individuo se dirigía a Casar de Periedo o simplemente estaba de paso por la carretera nacional.

Fuente: El Diario Montañés

Comentarios cerrados.